VitaVisión | Conoce la importancia de Realizar una evaluación visual con la vuelta al cole
20461
single,single-post,postid-20461,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive
redhead

Conoce la importancia de Realizar una evaluación visual con la vuelta al cole

Volvemos de vacaciones y con la vuelta al cole comenzamos las revisiones de los más jóvenes de la casa.

Os queremos plantear la siguiente pregunta:

 

¿Sabes si tu hijo tiene las herramientas necesarias para poder tener un buen rendimiento en el colegio?

 

Para que un niño pueda seguir las clases sin problema es necesario que tenga las siguientes habilidades visuales en un nivel adecuado a su edad, si esto no es así se encontrará con grandes dificultades como problemas de lectura, dificultad a la hora de copiar de la pizarra y faltas de atención y concentración que en muchas ocasiones pueden ser confundidas como déficit de atención.

Estas habilidades visuales serian las encargadas de recoger la información del exterior y de enviársela a nuestro cerebro como si de un ordenador se tratase. De la captación de información se encargarían nuestros ojos los cuales podríamos comparar con las cámaras web de nuestro ordenador central.

Así  pues estas cámaras deberían transmitir una información de calidad y de manera precisa a nuestro ordenador que sería el encargado de procesar esta información para poder comprender lo que vemos.

 

En el caso de un niño en etapa escolar necesitará tener:

-Unos buenos Movimientos Oculares para poder fijar su atención en lo que escribe el profesor en la pizarra y para realizar una lectura eficaz.

-Un buen sistema de Enfoque para poder ver con claridad tanto la pizarra como su cuaderno  y realizar estos cambios de distancia de una manera rápida y sin interferencias.

-Una buena Coordinación Ocular como si ambos ojos fueran uno, para poder percibir lo que se conoce como visión estereoscópica o 3D.

 

Cualquier interferencia en estas habilidades visuales podrá ocasionar algunos de estos síntomas:

–  Visión borrosa de lejos o cerca.

– Fatiga visual o molestias oculares.

– Dolores de cabeza.

– Enrojecimiento de los ojos tras leer durante un rato.

– Ojos llorosos.

– Evitar la lectura.

– Perderse de lugar al leer.

– Saltarse  líneas al leer o leer dos veces la misma línea.

– Saltarse palabras, releerlas o hacer inversiones.

– Leer más despacio de lo normal.

– No recordar bien lo que se ha leído

– Leer o escribir más cerca de lo normal.

– Presenta dificultades al copiar de la pizarra.

 

Por todo ello vemos como la realización de una Evaluación Visual completa se haría imprescindible para asegurarnos de que el niño es capaz de cumplir con las exigencias visuales que se le plantean durante la etapa escolar.

 

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa cookies. Si no cambia la configuración de su navegador y permanece en esta web, usted esta aceptando su uso.
Aceptar Cookies
x