VitaVisión | Terapia Visual Neurocognitiva para el tratamiento de la ambliopía (Ojo Vago)
20451
single,single-post,postid-20451,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.3.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive
terapia visual granada vitavision

Terapia Visual Neurocognitiva para el tratamiento de la ambliopía (Ojo Vago)

Cada vez son más los centros especializados en Terapia Visual Neurocognitiva, pero sin embargo sigue siendo algo desconocido para mucha gente.

 

Con esta primera entrada queremos mostraros en qué consiste la Terapia Visual Neurocognitiva y la importancia que tiene en el tratamiento de problemas como ambliopía (comúnmente conocido como ojo vago).

 

Normalmente cuando escuchamos hablar de ojo vago nos vienen varias cosas a la cabeza: la primera un niño con parche donde se le tapa el ojo bueno para que el  “malo” se esfuerce en ver y en segundo lugar, cuando se trata de un adulto pensaremos que ya no tiene solución, por eso que nos contaban que solo ser podía tratar antes de una determinada edad.

 

Pues dicho esto, queremos acercarnos a los estudios más actuales que demuestran que ni el parche es la forma de tratamiento más exitoso en el tratamiento de la ambliopía, a pesar de ser el más conocido, ni es real que la edad del paciente sea algo crítico para poder tratar este problema con éxito.

 

Y todo esto tiene sentido si pensamos en dónde se da la visión en realidad.

 

En el colegio aprendimos que el ojo era similar a una cámara fotográfica a la que llegaba la luz, se formaba una imagen en la retina que era como el papel fotográfico y esto acababa aquí. Pero el proceso de la visión es mucho más complejo y no se da a nivel del ojo sino a nivel neurológico, en el cerebro.

 

El problema no estaría en el ojo en sí, el ojo vago es un ojo que suele estar sano, la ambliopía no es un patología sino un problema en el que el cerebro no ha aprendido a ver con los dos ojos y por diferentes motivos prefiere prescindir de uno, por ejemplo imaginad el caso de un niño con un defecto visual que le haga ver mal con uno de sus ojos, si una de las imágenes que tenemos no es clara, la imagen está borrosa, el cerebro prefiere ver con uno bien a ver mal con los dos juntos, por eso el tratamiento del parche no tiene sentido cuando vemos el origen real del problema, ya que tapando un ojo seguimos sin enseñar al cerebro a ver con los dos a la vez.

 

Nuestro modelo de tratamiento a través de la Terapia Visual Neurocognitiva sería enseñar a nuestro cerebro a usar los dos ojos para que el paciente consiga una visión binocular estable, es decir, los dos ojos trabajen como un equipo.

 

Las mejoras obtenidas a través de la realización de un programa de terapia visual personalizada serán mayores que realizando tratamientos de oclusión con parche. Además de evitar las consecuencias desastrosas que puede producir el uso del parche en el niño, sobre todo a nivel de autoestima y la frustración de los padres en la continua pelea para que se deje el parche puesto, conseguiremos que las mejoras obtenidas se mantengan en el tiempo.

 

NO VEMOS CON LOS OJOS SINO CON EL CEREBRO

No Comments

Post a Comment

Este sitio usa cookies. Si no cambia la configuración de su navegador y permanece en esta web, usted esta aceptando su uso.
Aceptar Cookies
x